Marketing mix

Llegan los «discounters»

Paso por una calle comercial de mi ciudad y veo que inauguran un comercio. Varias decenas de personas se apiñan en la puerta y dentro está lleno. Sin duda, un gran reclamo regalar chocolate con churros a todo el que compra algo, pero este no es el único reclamo de este nuevo modelo de negocio.

La tienda es un supermercado llamado PrimaPrix, pero es un super un poco especial. No tiene productos frescos, ni tiene una amplísima gama de productos, y puede que los productos de hoy sean diferentes a los de mañana, osea que no es para hacer allí la compra «de cabecera», sino que es una compra complementaria. No hay verduras, o potitos por ejemplo. Pero hay Toblerones gigantes, de esos que cuestan habitualmente entre 8  y 15 euros la unidad, a menos de 4 (OMG!!!)

El surtido de productos incluye cosmética, papelería, hogar, droguería, alimentación envasada y juguetes, siempre de primeras marcas. Su filosofía es buscar marcas líderes que les hagan un buen descuento por comprar en cantidad y así poder venderlas al consumidor final a un precio atractivo, y para ello compran en cualquier lugar del mundo. Así, logran precios entre un 20% y un 30% más baratos que en establecimientos tipo Carrefour o Alcampo. Y el cliente puede así comprar sus marcas preferidas o deseadas, pagando menos.

Similar es la estrategia de Dealz, una cadena británica recién asentada en España, con la diferencia de que estos últimos tienen un precio fijo (todo a 1,5 euros) al que ofrecen cientos de productos de primeras marcas.

Me voy de allí bien pertrechada de barras gigantes de Toblerone y pensando en este nuevo modelo de negocio que permitirá a la gente darse un capricho y volver a usar algunos de los productos de marca que usaban antes de pasarse a Hacendado y Deliplus.

 

Foto: Christian Schnettelker

 

 

Have your say