Marketing mix

Google vs. las guías tradicionales de viaje

Hasta hace un par de años las guías Lonely Planet eran “la biblia”, la guía indispensable para viajeros de todo el planeta. Con sede en Australia, se dieron a conocer en 1974 con una guía para viajar barato por el sudeste asiático, y ya en los 90 cumplieron su objetivo de cubrir todos los países del mundo. Igualmente populares eran las “Rough Guides” o las francesas “Guía Azul”, pero el papel, que tanto ha sufrido en estos últimos años en otros sectores como el de los periódicos o revistas, también ha visto aquí cambiar las tornas de lo que un día fue un próspero negocio.
Ya hasta los viajeros de bajo presupuesto llevan una tablet o un móvil de última generación en sus mochilas que les permite googlear su próximo destino en cualquier punto WIFI y recabar todo tipo de información, mapas y lugares de interés. Booking o Tripadvisor ofrecen información actualizada de hoteles y hostales, nos permite ver la opinión de otros viajeros y reservar online. Son herramientas gratuitas, precisas, actualizadas, y el resultado de esto ha sido desastroso para las editoriales de guías de viajes, cuyos beneficios han caído en picado desde 2006: las ventas combinadas de las 5 grandes editoriales de guías del mundo han bajado un 40% desde ese año. La colaboración de los viajeros escribiendo en internet su opinión sobre los lugares que visitan no deja lugar a una guía en papel que en el momento de llegar a la tienda ya está desactualizada (al igual que pasa con sus mapas) y que además refleja tan sólo la opinión de un colaborador, en vez de la de cientos de visitantes. ¿Quedarán las guías de viaje finalmente relegadas a ser un complemento vintage para viajeros románticos?

Have your say