Marketing mix

El arte del secreto y la sorpresa

Hace tres días se conoció uno de los secretos mejor guardados por el ejército americano: el ex-navy Robert O´Neill fue el soldado que disparó a Bin Laden. Temas mucho menos «densos» como lanzamientos de móviles, fichajes deportivos, etc. rar vez son capaces de evadir la habilidad periodística para conocerlos.

Hace tres días, Blizzard desveló el lanzamiento de su nueva IP: OverWatch. Para los no «jugones», Blizzard es una de esas compañías que no suele lanzar nuevas IP todos los años… la última IP totalmente nueva fue hace 17 años. La exigencia de su equipo de desarrollo es máxima y solo lanzan productos que sean realmente únicos en su categoría.

El desarrollo de un concepto como OverWatch requiere muchos, muchos meses… y muchas, muchas personas implicadas. ¿Cómo es posible que una compañía logre mantener el secreto tanto tiempo? Posiblemente sea el binomio marketing+RRHH.

La puesta en escena fue expectacular: un auditorio lleno de asistentes, retransmisión mundial, 600 ordenadores apagados esperando a mostrar lo que tenían dentro. Nadie tenía ni la más remota idea de lo que allí se iba a mostrar. Y los resultados, como era de esperar, fueron aún más sobresalientes con rending topics mundiales, millones de visualizaciones mundiales, portadas de medios informativos, etc.  posiblemente, no haya un solo gamer en el mundo que no sepa perfectamente lo que es Overwatch. ¿Sería lograble este mismo objetivo con otra estrategia?

 

Have your say